OPTIMISMO DE CARA A SEGUNDO SEMESTRE

6 julio, 2023

Productores agropecuarios se muestran optimistas ante una pronta mejoría del sector en el segundo semestre. En concreto, la Universidad Austral publicó su informe AG BAROMETER correspondiente a mayo de este año, y de acuerdo al Índice de Confianza de los productores agropecuarios en mayo de 2023 se muestra un incremento del 21% de optimismo sobre el sector en relación a su medición en marzo de este año (84 vs. 69).

Este viento a favor de la industria agro se refleja principalmente al Índice de Expectativas Futuras, que alcanza un valor de 120, uno de los más altos de la serie.  Cabe destacar que no se había alcanzado un índice por encima de 100 desde julio de 2019. En este sentido, el AG BAROMETER AUSTRAL confirma que “con relación a los próximos 12 meses, hay una mejoría importante en las expectativas de la situación financiera de los productores (167 vs 93 de marzo) dando a entender que lo peor ya ha pasado y se encamina una vuelta a la normalidad”.

Además, el Índice de Condiciones Presentes presenta un deterioro en comparación con la medición anterior de marzo de 2023 (31 vs. 35). Dicha caída es aún más pronunciada en comparación con mayo de 2022 (31 en mayo de 2023 vs. 97 en mayo de 2022).

Por su parte, la dispersión entre el Índice de Expectativas Futuras y el Índice de Condiciones Presentes indica que se está dejando atrás un año difícil, con eventos como la sequía que afectó la Campaña 2022/23 y representó una pronunciada caída en los ingresos.

Un aspecto positivo a resaltar se vincula con la situación financiera actual de los productores que muestra una leve mejora en comparación con la medición de marzo pasado, pero el 69% de ellos sostiene que su situación económica es peor que en años anteriores.

Según el reporte, una gran cantidad de productores considera que no es un buen momento para realizar inversiones en activos fijos, con un 85% expresando esta opinión. En ese contexto, el Índice de oportunidad para efectuar inversiones es el más bajo de toda la historia.

Las expectativas sobre la situación financiera de los productores en los próximos 12 meses han mejorado significativamente (167 vs. 93 en marzo), lo que indica una recuperación y un regreso a la normalidad.

Los mayores desafíos y preocupaciones para los próximos 12 meses son el clima y la incertidumbre política, seguidos de cerca por la no disponibilidad de financiamiento y las altas tasas de interés. Para el segundo semestre, se registra un increíble aumento del 23% en el índice de confianza de los productores agropecuarios.

El informe de mayo de este año concluye que la brecha entre las condiciones actuales y las expectativas futuras parece indicar que se está dejando atrás uno de los años más difíciles de la historia reciente. Acontecimientos como la sequía que afectó la Campaña 2022/23 (resultando en una pérdida de más de 50 millones de toneladas en la producción de los principales cultivos) y una caída de alrededor de u$s18.900 millones en los ingresos que afectó a todos los participantes de las cadenas productivas han dejado su huella.

OTROS ARTICULOS