fbpx

RG Inversiones

El rebote del gato muerto

‘El rebote del gato muerto’ tiene su origen en Wall Street. Comenzó a utilizarse por los operadores de bolsa al inicio del colapso de octubre de 1987, cuando la mayoría de los mercados de todo el mundo se desplomaron durante un breve período de tiempo.

Se emplea para el caso de empresas que, tras una caída importante, comienzan a subir, pero de una forma poco sostenible, tras la cual volverán las caídas. Normalmente las cotizaciones no caen en línea recta, y tras caídas muy fuertes es habitual que haya gente que entre a comprar, pensando que “ya ha caído mucho y no puede caer mucho más”. Este sentimiento de “ya no puede caer más”, sin más base sólida que el hecho de que “ya ha caído mucho” es lo que se compara con la caída del gato muerto, y posteriormente con el rebote del gato muerto. La empresa sigue estando cara a pesar de sus caídas, igual que el gato ya está muerto, aunque esté algo por encima del suelo por el rebote al chocar contra él. Y tras esa subida, la empresa volverá a caer, igual que el gato volverá al suelo.

Es prácticamente imposible saber a priori si la subida en las cotizaciones se debe a un rebote del gato muerto o no, por lo que siempre que se divisen datos positivos tras una gran bajada surgirá la misma duda, de si es una recuperación real o no.

Encontrá más notas de opinion en: https://www.rginversiones.com/blog/
¿Querés aprender a invertir DESDE CERO, sin conocimientos previos? Chequeá el temario de nuestro curso en este link.


Nuestros cursos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *