LOS INVERSORES SE REFUGIAN EN EL ORO

10 septiembre, 2023

Los bancos centrales de todo el mundo han estado inmersos en una búsqueda obsesiva para incrementar sus reservas de oro desde el año 2022, lo que ha resultado en un aumento en la asignación de activos seguros por parte de los inversores, según un informe de JP Morgan publicado el jueves.

El banco reveló que, durante el último año, los inversores globales han estado asignando menos inversión en materias primas distintas al oro, pero su exposición al metal precioso ha alcanzado su punto más alto desde 2012, lo que indica que la inversión en oro se encuentra en niveles históricamente elevados.

JP Morgan argumentó que este comportamiento solo sería sostenible si hubiera un aumento estructural en la demanda por parte de los bancos centrales, que va más allá de las normas históricas. Esto podría estar motivado por el temor a sanciones internacionales o una diversificación alejándose de los bonos gubernamentales de los países del G7.

Desde la invasión rusa de Ucrania a principios de 2022, los bancos centrales extranjeros han estado aumentando sus reservas de oro en un esfuerzo por reducir su dependencia del dólar estadounidense. A pesar de que el dólar es la principal moneda de reserva a nivel mundial, su uso como herramienta en las tensiones geopolíticas ha llevado a otras naciones a considerar alternativas.

Durante el primer trimestre de 2023, las entidades monetarias agregaron un total de 228,4 toneladas de oro, marcando un incremento del 176% en comparación con el año anterior. Sin embargo, JP Morgan señaló que la continuación de esta tendencia es incierta y mencionó una desaceleración en el segundo trimestre, donde las compras netas se estabilizaron en alrededor de 100 toneladas.

Aunque la normalización podría ser temporal, podría contribuir a restablecer un equilibrio entre los precios del oro y los rendimientos reales de los bonos, ya que la demanda de los bancos centrales ha impulsado el precio del metal precioso por encima de lo que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años sugerirían.

En el informe, JP Morgan también resaltó que, después de la pandemia, los flujos de los bancos centrales mostraron una mayor correlación con el precio del oro en lugar de los flujos de fondos cotizados en oro, que solían ser más influyentes.

OTROS ARTICULOS

No hay mas artículos para mostrar.

¿YA CONOCES NUESTROS CURSOS?

PACK DE CLASES GRATIS

CURSO DE 50HS: EL INVERSOR DESPIERTO

CURSO DESDE CERO: EL PEQUEÑO INVERSOR (10hs)

MEMBRESÍA RG: ASESORAMIENTO + CURSO COMPLETO DE 50HS

CURSO GRATIS DE INVERSIONES