Así funciona el canje de bonos de Massa

26 marzo, 2023

El decreto publicado en el boletín oficial, el Jueves 23 del corriente mes, obliga a los organismos del Estado nacional a vender sus bonos que hayan sido emitidos en dólares con legislación nacional, por los que terminarán recibiendo a cambio bonos en pesos. Esta operación implica aceptar una pérdida multimillonaria para el sector público, en particular para la Anses que es la mayor tenedora de estos títulos mediante el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), donde están invertidos los aportes que hicieron los trabajadores para las jubilaciones.

Los bonos son títulos que emite el Estado para poder conseguir financiamiento. El comprador entrega un monto y a cambio recibe el bono, por el cual cobrará una tasa de interés hasta su vencimiento que es cuando el Estado debe pagar su valor total. Una vez emitidos los bonos pueden ser comerciados en el mercado para volver a convertirlos en dinero.

Debido a la crisis de la deuda externa argentina, los bonos emitidos por el país cotizan a precios muy bajos, hasta un 25 % de su valor original. Por ejemplo, el Bonar AL30 (el más usado para comprar dólares en los mercados paralelos y que vence en 2030) fue emitido por US$ 100 y en la actualidad puede comprarse por menos de $ 10.000.

Al forzar a los organismos públicos a deshacerse de sus bonos en dólares, el Gobierno está convalidando pérdidas de hasta 3 dólares por cada 4 del valor original. Según estimaciones, podrían tratarse de bonos que suman US$ 4.000 millones de dólares, casi 1 de cada 10 dólares de la deuda con el FMI. Los entes del Estado deberán comprar con lo recaudado nuevos bonos que serán emitidos en pesos.

En resumen el Estado venderá, en uno de los peores momentos para hacerlo, bonos en dólares (de legislación nacional), aumentará su deuda en pesos al emitir nuevos bonos para reemplazarlos. Todo esto con el único objetivo de que las cotizaciones del dólar bolsa (MEP) y el contado con la liquidación (CCL) no sigan subiendo ya que aumentan las dificultades para cumplir con las metas del FMI.

Ante las perspectivas de que las reservas del Banco Central sigan cayendo debido a los problemas estructurales del país, agravados por la sequía, y sigan presionando al alza las cotizaciones paralelas del dólar, el Gobierno apela a las reservas de la ANSeS para.

El FGS fue conformado originalmente con los activos de los jubilados que estaban en manos de las AFJP (Fondos privados de pensiones, cuando el sistema era de capitalización), eliminadas en 2008 cuando se re-estatiza todo el sistema previsional. Se compone de acciones de empresas, bonos de deuda pública y otros activos. Es por este tipo de políticas que la gran mayoría de los haberes jubilatorios se encuentran hoy por debajo de los $ 80.000.

OTROS ARTICULOS

No hay mas artículos para mostrar.

OTROS ARTICULOS

No hay mas artículos para mostrar.